Ud. está aquíShoá

Shoá


Contenido relacionado con la Shoá (Holocausto).

Comercialización de Objetos Nazis ¿Delito o no? Por el Departamento de Asuntos Jurídicos de la DAIA

Autor: 
DEPARTAMENTO DE ASUNTOS JURIDICOS DE DAIA

Ya hablamos en otras oportunidades sobre la ley antidiscriminatoria N° 23.592. Esta ley considera delito y establece pena de hasta 3 años a quienes incitaren al odio o realizaren propaganda discriminatoria. Hace unos pocos años, surgió un episodio que llamó la atención a la sociedad e incluso fue tapa de algunos diarios; en un operativo realizado en la zona de Vicente López fueron secuestrados una innumerable cantidad de objetos provenientes al régimen Nazi, algunos calificados como originales y otros como réplicas. Ahora bien, ¿esto es delito?

La DAIA entendió que es delito comercializar estos objetos y por lo tanto se presentó en la causa penal iniciada y prosiguió con su intervención judicial hasta que se llegó al juicio oral; momento en que se iría a dilucidar esta cuestión. Por su parte, el imputado, es decir, el dueño de esta trascendental cantidad de objetos, pretendió ampararse en el derecho que tienen todas las personas a preservar su “ámbito privado”.

La DAIA no desconoce este derecho tan importante pero, entendiendo que aquel lo vendía y no lo coleccionaba y existiendo varias pruebas sobre ello, siguió adelante con la acusación, puesto que vender en estos términos resultaría ser incitación al odio; realizar propaganda discriminatoria mediante la venta de objetos nazis. En la actualidad, dicha incógnita sigue vigente; el poseedor de dichos bienes logró evitar que la acusación en su contra prosiga a cambio de decomisar los bienes a favor del estado, los que hoy se encuentran en el Museo del Holocausto. Y asimismo, se comprometió a realizar actividades culturales acerca de lo que significó la Shoá y las repercusiones que tuvo en el mundo. En caso de cumplir con dichas obligaciones, la causa se extinguiría.

De esta manera, seguimos sin tener fallos que diluciden la cuestión. Desde la Daia seguiremos presentándonos en las causas en las cuales consideremos que se infringió la ley, a fin de que en el algún momento se dicte el primer fallo que dilucide la pregunta inicial.

Iom HaShoá VeHagvurá

Fuente: 
UNA AMIA

El 19 de abril de 1943 comenzó el levantamiento del Gueto de Varsovia, por parte de los judíos que decidieron resistir las deportaciones a los campos de la muerte. El líder de la rebelión fue el recordado Mordejai Anielewicz del movimiento "Hashomer Hatzair".

La lucha se extendió en el tiempo, por casi 4 semanas. Prácticamente ninguna batalla fue tan prolongada hasta ese momento. Sin armas ni alimentos, la resistencia judía logró responder día a día a los avances del ejército Nazi.

Muchos investigadores e historiadores ubican este acontecimiento como el principio del fin del Nazismo, ya que se trató de uno de los primeros indicios de ineficiencia o debilidad de la maquinaria alemana ¿Cómo podía ser que un grupo de judíos, no entrenados, pudieron repeler los ataques de los soldados del nacional socialismo?

En la calle Mila 18, se encontraba el búnker de la resistencia. El lugar en donde se potenciaría el heroísmo y la grandeza que serían recordados hasta la eternidad.

Se conmemora el levantamiento del Gueto de Versovia. La valentía en estado puro. El judaísmo recuerda la dignidad sobre la barbarie, la resistencia a la opresión, la grandeza sobre el odio y la vida por sobre el nazismo.

No olvidemos.
Nosotros recordamos, inmortalizamos, rememoramos y conmemoramos.

Paremos un minuto.
Recordemos.

UNA AMIA.

IOM HASHOA

 

19 DE ABRIL INICIO DEL LEVANTAMIENTO DEL GUETO DE VARSOVIA Y LO QUE NOS ENSEÑÓ ESA GESTA

Autor: 
Leonardo Feiguin
En estos tiempos en que la mayoría de los habitantes del mundo estamos todavía encerrados o lo estuvimos, debido a la crisis sanitaria que a su vez produce otras crisis de todo tipo: económica, financiera, de convivencia, laboral, de producción, etc nos preguntamos como pudieron nuestros antepasados cercanos, perseguidos por la barbarie nazi que en forma organizada y desde el aparato estatal más importante de esa época estructuró el aniquilamiento masivo de personas solamente por su origen o pertenencia religiosa ó étnica.
Como podían sobrevivir quienes hasta hace poco tiempo habían ejercido como médicos, abogados, músicos, rabinos, etc pensando como obtener un mendrugo de comida o como evitar ser asesinados a sangre fría, o ser enviados a los campos de la muerte.
En ese contexto, resulta mucho más valiosa aún la enseñanza que nos deja la conducta que tenían el 19 de abril de 1943 en el Búnker de la calle Mila 18, Varsovia cuando ese lunes, junto a Mordejai Anilevich, un grupo de harapientos y hambrientos judíos que no sabían nada de la guerra hasta hace muy poco tiempo, lanzaban desde ese búnker el levantamiento del Gueto de Varsovia para detener a las huestes nazis que comenzaban la segunda deportación masiva de judíos hacia los campos de la muerte. 
Nada que pensemos o imaginemos puede llevarnos a estar en su lugar y entender plenamente sus motivaciones, pero esa convicción y coraje si nos pueden impulsar a superar los problemas y dificultades que nos pone hoy la vida, no solo a los judíos sino a la humanidad toda, no porque sus problemas hayan sido muchísmo peores que los nuestros, que lo fueron, sino porque lo que hoy se denomina "resiliencia" resume la esencia de la causa de que el pueblo judío haya sobrevivido a esa tremenda persecución  y nos debe impulsar a sobrellevar los malos momentos que hoy nos tocan vivir.

La ruta del dinero nazi en la Argentina: revelaron la identidad de miles de seguidores de Hitler que giraron dinero a Suiza

Fuente: 
infobae

El Centro Simon Wiesenthal difundió un documento con los integrantes de la “Unión Alemana de Gremios”, una de las organizaciones encubiertas que operaba en el país. En la nómina hay titulares de cuentas que depositaron fondos en el actual Banco Credit Suisse

 

Por un golpe de suerte, un investigador argentino descubrió un documento histórico que da cuenta de la ruta del dinero nazi en Argentina. El hallazgo, que fue difundido por el Centro Simon Wiesenthal, se trata de una lista con 12 mil nombres que simpatizaban con el gobierno de Adolf Hitler en Alemania, entre las que figuran personas que triangulaban dinero al exterior en apoyo al régimen totalitario. Según la historiografía sobre el Holocausto, ese tipo de operaciones involucra transferencias bancarias que se habrían realizado a partir del expolio y el robo del patrimonio de la comunidad judía.

 

La nómina con la identidad de los partidarios nazis fue encontrada circunstancialmente por el ingeniero Pedro Filipuzzi, en un antiguo depósito de una sede nazi que funcionaba en Buenos Aires. El texto expone un conjunto de información detallada que se creía perdida, con nombres, datos, números, fechas y transferencias de los miembros de la red germanófila que operaba en el país en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

La hipótesis detrás de este hallazgo apunta a que el dinero alemán que ingresó al país en tiempos de nazismo terminó financiando negocios lícitos de empresarios simpatizantes con el régimen de Hitler. Sin embargo, parte de los fondos invertidos se habrían triangulado a Suiza mediante una cuenta madre que luego, ya en la república helvética, se ocultó en diversos depósitos.

Para entender la historia de esta maniobra nazi en el país hay que remontarse hasta la década de 1930. Por entonces, el gobierno filonazi del presidente José Félix Uriburu -apodado “Von Pepe” por sus ideas afines al Tercer Reich- y de su sucesor Agustín Pedro Justo acogieron con beneplácito la llegada de inmigrantes simpatizantes del totalitarismo alemán.

11 de abril aniversario de la muerte de Primo Levy: la memoria imborrable de Auschwitz

Fuente: 
vis a vis

 

El 31 de julio de 1919 nacía en Turín Primo Levi, uno de los mayores escritores en lengua italiana y el hombre que pasó a la historia por escribir el relato más conmovedor sobre la vida en un campo de concentración nazi.

Aunque escribió otras novelas, cuentos y artículos a lo largo de su vida; la llamada “Trilogía Auschwitz” (Austral, Planeta) -los tres libros que reunen su experiencia en el “lager”- marcó un hito en la literatura testimonial y es la memoria más emblemática de las experiencias vividas por los judíos bajo el régimen de exterminio liderado por Hitler.

7 DE FEBRERO DE 1979 MURIO JOSEPH MENGELE: UNA LECCION SOBRE LA IMPUNIDAD EN ARGENTINA

Autor: 
Leonardo H.Feiguin

Alemania quiso extraditar a Joseph Mengele, médico de Auschwitz y culpable de crueles experimentos genéticos con los prisioneros, y sólo consiguió que Mengele huyera a Paraguay y luego a Brasil. El antecedente directo del secuestro de Eichmann por agentes del Mossad fue el dictamen del Procurador de la República que devolvió a la Cancillería un exhorto enviado por la fiscalía de Friburgo (Alemania), negando la extradición de Mengele.

El párrafo fundamental de ese dictamen dice: "Señor Ministro: Por no existir tratado con la República Federal de Alemania a efectos de la extradición de delincuentes, las rogativas que en tal sentido se emitan deben ser tramitadas por vía diplomática de conformidad con los artículos 648 y 652 del Código de Procedimientos Criminal. En el presente caso, en el que se requiere la detención de Joseph (José) Mengele, observo que se ha omitido acompañar los siguientes recaudos: 1) copia del auto que decreta la solicitud de extradición; 2) copia de las disposiciones legales aplicables a los hechos acusados, vigentes a la época de la comisión de éstos; 3) copia de las disposiciones legales relativas a la prescripción de la acción penal. Procedería pues hacerlo así presente a la Embajada solicitante, a fin de que se satisfagan los mencionados requisitos legales, hecho lo cual podría dar curso a la presente rogatoria. Firmado: Ramón Lescano, Procurador General de la Nación".

Sobrevivió a Auschwitz y es madre de un desaparecido: los recuerdos del horror de Sara Rus

Fuente: 
infobae

Nació en Polonia hace 92 años. Sufrió en carne propia los horrores del nazismo. Cuando recaló en la Argentina la dictadura le arrebató a su hijo Daniel. A 75 años de la liberación del campo de exterminio, los recuerdos de cómo logró sobrevivir junto a su madre al infierno de Auschwitz, Birkenau y Mauthausen. Y su mirada luminosa de la vida, a pesar del dolor.

Sara se sienta en el sillón de siempre. Hay tulipanes frescos en un gran florero sobre la mesa ratona, tulipanes pintados en el cuadro que se ubica ahora detrás de ella y un tulipán al lado de la foto de su hijo. El sol del mediodía ingresa por las ventanas del noveno piso de su departamento en Belgrano. Ilumina el ambiente y su rostro. Sara se puso aros, un collar y se pintó los labios: “Tengo 92 años. ¿Pueden creerlo ustedes?”, dice y sonríe. El andador con el que se ayuda a caminar desde hace un año quedó lejos. Lo necesitará después.

Sara se presenta en tercera persona cuando la cámara se enciende: “Sara Rus es una sobreviviente del Holocausto y una madre de un hijo desaparecido. Esta es Sara Rus, que sigue contando su historia porque se siente obligada a hacerlo, para nunca olvidar lo que pasamos”.

El relato intentará ser cronológico. Las vicisitudes de su historia confabulan contra el orden de su testimonio. Su narración, sin embargo, está entrenada. Su hija Natalia confesó que contar su vida es lo que le sostiene el espíritu. Recordar, repetir y transmitir le rejuvenece el alma, le inyecta vida.

A historic Muslim-Jewish visit to Auschwitz (Una visita histórica entre musulmanes y judíos a Auschwitz)

 

hace 75 años los soldados soviéticos liberaron Auschwitz-Birkenau y vieron con sus propios ojos lo peor de la humanidad.

Hoy, en el Día Internacional de la Memoria del Holocausto, el antisemitismo de nuevo asoma su horrible cabeza en todo el mundo, quiero compartir una historia de esperanza.

Vuelo a Auschwitz por nuestra memoria

Autor: 
Jorge Knoblovits

 

Regreso al infierno.

Estoy volando a Auschwitz, camino inverso al que hizo mi padre, escapado por los bosques de Hungría en 1936 perseguido por los nazis, por judío, por joven, por combatiente. Hago el camino inverso. No regreso, no escapo. Vuelo de regreso a la memoria. Mientras vuelo, escucho Mozart y pienso en mi padre, en todos los padres, en todas las madres, en los hermanos, en los hijos, en los amigos. Vuelo de regreso a Auschwitz. Vuelo a la batalla por la memoria. Vuelo a Auschwitz para escapar de la comodidad, para sumergirme en el caos de la peor miseria de la historia. Vuelo, escuchando la música que evoca a miles de metros de altura que elevan la recordación de nuestro pueblo, y nuestras batallas. Vuelvo a Auschwitz por mi padre, y por mis hijos.

Vuelvo a Auschwitz por nuestra memoria.