Crónicas del Medio Oriente: Israel con ojos argentinos. El más largo viaje de Tanya Rosenblit