Ud. está aquíComercialización de Objetos Nazis ¿Delito o no? Por el Departamento de Asuntos Jurídicos de la DAIA

Comercialización de Objetos Nazis ¿Delito o no? Por el Departamento de Asuntos Jurídicos de la DAIA


Publicado por: YG el 18 Mayo 2020

Bookmark and Share
Autor: 
DEPARTAMENTO DE ASUNTOS JURIDICOS DE DAIA

Ya hablamos en otras oportunidades sobre la ley antidiscriminatoria N° 23.592. Esta ley considera delito y establece pena de hasta 3 años a quienes incitaren al odio o realizaren propaganda discriminatoria. Hace unos pocos años, surgió un episodio que llamó la atención a la sociedad e incluso fue tapa de algunos diarios; en un operativo realizado en la zona de Vicente López fueron secuestrados una innumerable cantidad de objetos provenientes al régimen Nazi, algunos calificados como originales y otros como réplicas. Ahora bien, ¿esto es delito?

La DAIA entendió que es delito comercializar estos objetos y por lo tanto se presentó en la causa penal iniciada y prosiguió con su intervención judicial hasta que se llegó al juicio oral; momento en que se iría a dilucidar esta cuestión. Por su parte, el imputado, es decir, el dueño de esta trascendental cantidad de objetos, pretendió ampararse en el derecho que tienen todas las personas a preservar su “ámbito privado”.

La DAIA no desconoce este derecho tan importante pero, entendiendo que aquel lo vendía y no lo coleccionaba y existiendo varias pruebas sobre ello, siguió adelante con la acusación, puesto que vender en estos términos resultaría ser incitación al odio; realizar propaganda discriminatoria mediante la venta de objetos nazis. En la actualidad, dicha incógnita sigue vigente; el poseedor de dichos bienes logró evitar que la acusación en su contra prosiga a cambio de decomisar los bienes a favor del estado, los que hoy se encuentran en el Museo del Holocausto. Y asimismo, se comprometió a realizar actividades culturales acerca de lo que significó la Shoá y las repercusiones que tuvo en el mundo. En caso de cumplir con dichas obligaciones, la causa se extinguiría.

De esta manera, seguimos sin tener fallos que diluciden la cuestión. Desde la Daia seguiremos presentándonos en las causas en las cuales consideremos que se infringió la ley, a fin de que en el algún momento se dicte el primer fallo que dilucide la pregunta inicial.

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
Bookmark and Share